Tiempo de Torá – Parashá Shemot (שמות)

Tiempo de Torá – Parashá Shemot (שמות)

Shemot (שמות) es el título del segundo libro de la Torá, significa “nombres”. El mundo occidental lo llama Éxodo. El título hebreo del libro proviene de la frase inicial del libro: “Estos son los nombres de los hijos de Israel que entraron en Egipto con Jacob” (Éxodo 1: 1).

Shemot (שמות | Nombres)
Torá: Éxodo 1: 1-6: 1
Haftará: Isaías 27: 6-28: 13, 29: 22-23
Evangelio: Lucas 5: 12-39

Cuando Moisés se levantó esa mañana y contó las ovejas, no dijo para sí: “me quedaré con las ovejas en el lado oeste del desierto por el monte de Dios.” , al contrario, el monte Horeb era simplemente el monte Horeb, una roca indistinta en el desierto, como tantas otras colinas y montañas, completamente ordinaria. No había nada de especial. El monte Horeb se convirtió en el monte Sinaí, el monte de Di-s, simplemente porque Di-s lo eligió, no porque fuera más alto, más fuerte o más santo que cualquiera de las colinas y montañas circundantes.

De manera similar, Moisés se convirtió en Moisés, el hombre de Di-s porque Di-s lo llamó, lo encontró y le encargó, no porque él era más piadoso, más fuerte, más inteligente o más elocuente que otros hombres. Di-s está en lo ordinario, y los encuentros con Di-s suceden en lugares ordinarios. Pero cuando se encuentra a Di-s, lo ordinario se transforma inmediatamente en extraordinario. El muy común monte Horeb se transformó en el extraordinario Monte Sinaí, debido a que la presencia de Di-s estaba allí. El Moisés ordinario, un humilde exiliado hebreo de Egipto, pastor en el desierto, se transformó en Moisés, hombre de Di-s, el profeta más grande de todos los tiempos, porque se encontró con Di-s. El Señor transformó el hombre ordinario en algo extraordinario.

La mayoría de nosotros no nos consideramos gente extraordinaria. Probablemente piensas en ti mismo como una persona bastante normal, con una vida bastante mundana. Desde la perspectiva de Di-s  que es perfecto, usted es la persona perfecta con la que Él puede hacer cosas extraordinarias. Él no está buscando profetas; Él está buscando a personas normales que actuen en circunstancias normales.

Cuando Moisés vio la zarza ardiente, él fue a investigar. Sólo entonces el Santo se reveló a Moisés. Nuestro problema es que no nos tomamos el tiempo para desviarnos e ir a investigar. Todos tenemos la intención de crecer espiritualmente. Todos nos imaginamos que un día, vamos a tomar el tiempo para estudiar, tomar tiempo para crecer en la Torá, de hacer una mitzvá, orar regularmente. Pero no se puede llevar estas buenas intenciones a la tumba. Un famoso rabino dijo una vez: “No se dice a sí mismo:”Cuando tenga más tiempo, voy a estudiar Torá. Tal vez  no tendrás más tiempo'”(m.Avot 2: 4). No diga, cuando tenga más tiempo, iré, puede que no tenga más tiempo.

One response to “Tiempo de Torá – Parashá Shemot (שמות)”

  1. Saul Peralta dice:

    Gracias, por sus mensajes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *