Tiempo de limpieza – Yom Kipur יום כפור

Tiempo de limpieza – Yom Kipur יום כפור

Aunque el judaísmo lo considera el día más sagrado del año, la mayoría de las personas fuera del judaísmo nunca ha oído hablar de Yom Kipur. Yom Kipur (יום כפור) significa “Día de la Expiación”. Es uno de los tiempos señalados en el calendario de Di-s: el décimo día del séptimo mes. Es un día de ayuno, un día para confesar pecados, arrepentirse y pedir perdón a Di-s. En los días del Tabernáculo y del Templo, era un día de rituales de sacrificio solemne para purificación y expiación. Era el único día del año en que se permitía al sumo sacerdote entrar en el lugar Santo de los Santos.

En la sinagoga de hoy, Yom Kipur está lleno de hermosos servicios litúrgicos durante los cuales la congregación confiesa sus pecados y ora a través de una serie de oraciones de arrepentimiento y peticiones de misericordia. Un espíritu de solemne grandeza impregna el aire. Las lágrimas de arrepentimiento humedecen los ojos de las personas mientras sus oraciones se desarrollan en inspiradoras y evocadoras melodías. Al final del día, cuando es el momento de romper el ayuno, el alma del adorador está saciada con la presencia de Di-s.

Yom Kipur puede ser comparado con la “limpieza de primavera”. Después del largo invierno, algunas personas dan voltean sus hogares, arreglando todo, lavando las ventanas, fregando los pisos y limpiando completamente la casa. Por supuesto que mantener la casa durante todo el año, pero la limpieza de primavera es un tiempo anual de concentración, de lavado y limpieza detallada. La limpieza de primavera da a las personas la oportunidad de ocuparse de los desórdenes que se acumulan durante el año y de lo contrario se quedarían sin atender.

En los días del Tabernáculo y del Templo, Yom Kipur era como una limpieza de primavera (limpieza de otoño, para ser más preciso). La idea es que, en el transcurso de un año, el Tabernáculo (o Templo) se hacía cada vez más ritualmente inapropiado. A medida que la gente entraba y salía, llevaban consigo la contaminación ritual, el pecado, la iniquidad y la maldad. Su paso a través del lugar santo dejaba un residuo de contaminación espiritual. Finalmente, esa contaminación espiritual podría acumularse hasta el punto en que Di-s se vería obligado a retirar su presencia de la morada del santuario. Para evitar tal resultado, Di-s designó los rituales de purificación del Día de la Expiación para limpiar Su santuario.

Aunque hoy no hay Templo, el día de limpieza anual sigue siendo una disciplina espiritual importante. Los apóstoles enseñan que los creyentes constituyen un Templo colectivo del Espíritu Santo. El concentrado día de ayuno, confesión, arrepentimiento y petición de perdón es como una limpieza espiritual anual. Esto no significa que no confesamos nuestros pecados regularmente y nos arrepentimos. Tampoco significa que nuestros pecados no son perdonados por la sangre del Mesías. Simplemente significa que, una vez al año, es una buena idea hacer inventario, enderezar las cosas y limpiar el alma. De eso se trata el Día de la Expiación.

El Día de la Expiación es un día para humillar el alma. Es el día de la confesión, la súplica, el ayuno y el llanto. Yom Kipur trata sobre acercarse a Di-s.

La costumbre judía se refiere al Día de la Expiación como Día del Juicio debido a sus asociaciones bíblicas con el pecado, la expiación y el perdón. El tradicional día de la Expiación de la sinagoga dura la mayor parte del día. Puesto que es un día de ayuno, todo el día se dedica a la oración, la confesión, el estudio y la reflexión.

Para los discípulos de Yeshua, el Día de la Expiación es un día especial y significativo. El escritor del libro de Hebreos nos muestra cómo los rituales del Día de la Expiación anunciaron la obra del Mesías, no en el Templo de la tierra, sino en el Templo celestial. Él llevó Su propia sangre al Santo de los Santos del Templo celestial. Así, los rituales del Día de la Expiación sobresalen la obra redentora del Mesías.

En el Día de la Expiación, ensayamos la obra de Yeshua en nuestro favor mientras nos ocupamos de la obra purificadora y expiatoria del Mesías que nos ha hecho absolver, perdonar y estar de pie con Di-s.

Yom Kipur (יום כיפור) Día de la Expiación
Torá: Levítico 16
Haftará: Isaías 57:14 – 58:14

Fuente original FFOZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *