Sukot (סוכות) – La fiesta de las cabañas

Sukot  (סוכות) – La fiesta de las cabañas

Sukot nos muestra que la presencia de HaShem está con nosotros. Incluso, Yeshua  siendo el Rey de Reyes, nació en un sitio humilde como una Sukah, imaginamos Su buena voluntad de morar con nosotros en nuestro mundo caído, por lo tanto Él mora con nosotros ahora en la estructura humilde, temporal de nuestra Sukah.

Sukot tiene una duración de siete días, pero cuando el primer día es un sábado (Lev. 23:33-36, 39-43) un octavo día es añadido, llamado Sheminí Atzeret, que es también un sábado. Los mandamientos de Toráh relacionados con este Festival son:

  1. Morar en una Sukah,
  2. Traer las cuatro especies a la Sukah (palma, la rama de un árbol frondoso [el mirto], la rama del sauce, y la fruta de un árbol hermoso [etrog]),
  3. Descansar durante el 1ro. y 8vo. día,
  4. Alegrarse ante HaShem,
  5. Reunirse como una convocación santa durante el 1r y 8o día, y
  6. Cuando el Templo y el sacerdocio existían, ofrecían sacrificios adicionales.

Pero los siete días de Sukkot son concluidos al octavo día, Shemini Atzeret, que simboliza el mundo por venir, y así el festival Sukot demuestra el último reinado eterno de Yeshua sobre Su gente. Los Sabios también decretaron que el libro de Eclesiastés (Qohelet) sea leído durante el festival Sukot.

sucot

Este libro nos demuestra que los bienes materiales no traen la mayor alegría,  sino las relaciones que tenemos con la familia y amigos del pueblo de Di-s bajo sus instrucciones. Este mensaje es perfectamente demostrado en una celebración que ocurre en una vivienda humilde y temporal como una Sukah.

La Fiesta de los Tabernáculos es la culminación de todos los tiempos señalados. Sucot es para las otras fiestas lo que el sábado es para los otros seis días de la semana. Se trata de una imagen  profética de la venida del reino. Anticipa la gran fiesta que el mundo entero vivirá  en paz y hermandad, bajo el reinado y gobierno  de los justos del Rey Mesías. Sucot: es acampar con Dios

“Habla a los hijos de Israel, y diles: “El día quince de este mes séptimo es la fiesta de los tabernáculos; se celebrará al Señor por siete días.” Levíticos 23:34

Cinco días después del Día de la Expiación comienza la Fiesta de los Tabernáculos. Tiene siete días. El primer día es  un especial Shabat. El nombre hebreo de la Fiesta es Sucot una palabra que significa “refugios, establos o cobertizos.” La misma palabra se traduce a menudo al español como “tabernáculos” o “cabaña”. El nombre se deriva del mandamiento para todos los Judios de vivir en moradas temporales durante los siete días de la fiesta como un recordatorio de los años del éxodo posterior a Israel cuando vivían en cabañas  y  refugios mientras  seguían a Di-s en el desierto.

“Habitaréis en tabernáculos por siete días; todo nativo de Israel vivirá en tabernáculos” Levíticos 23:42 

Una sucá tradicional debe tener al menos dos   paredes y media hechas de casi cualquier material. Las paredes no tienen que ser sólidas. Pueden ser de madera contrachapada, lona u otra cosa parecida. Una pared puede ser parte de una estructura permanente. Por ejemplo, la pared de un garaje funcionaría. El resto de la cabaña tiene que ser temporal y desmontada después del festival. La sucá puede ser de cualquier tamaño, siempre y cuando sea lo suficientemente grande para que la familia pueda comer y dormir. El techo de la sucá se supone que este cubierto con una especie de follaje o vegetación: ramas de árboles, palmas, cañas de bambú, palos e incluso madera. El material del techo debe proporcionar suficiente sombra y permitir que entre una escasa lluvia y apreciar las estrellas. La Sucá debe dejar a una persona vulnerable a la naturaleza.

El Sucot es una época de alegría y celebración, un momento para celebrar la cosecha y deleitarse en la bondad de Di-s. La fiesta de Sucot viene en el momento de la cosecha. El estado de ánimo alegre de Sucot es un cambio dramático entre el tono solemne y austero de los días santos elevados de Rosh Hashaná y Yom Kipur. La fiesta de Sucot es tan alegre que la liturgia judía a menudo se refiere a ella como “la época de nuestro regocijo”. El mandamiento de salir de su cómoda casa y vivir en una cabaña es para recordarnos que Di-s es nuestro proveedor, sustentador y protector. En el ciclo de la santificación, Sucot es una oportunidad anual para deleitarse con la bondad de Di-s y deleitarse en nuestra redención.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *