Amad la tierra de Israel – Parashot Matot-Masei מטות – מסעי

Amad la tierra de Israel – Parashot Matot-Masei מטות – מסעי

“Manda a los hijos de Israel y diles: “Cuando entréis en la tierra de Canaán, esta es la tierra que os tocará como herencia, la tierra de Canaán según sus fronteras.'” (Números 34:2 )

En Números 34 se esboza las fronteras de la tierra de Israel, que Josué distribuiría entre las nueve tribus y media que quedaron por resolver.  Las tribus de Rubén y Gad y la media tribu de Manasés, ya habían demandado territorios al este del Jordán. Los levitas no recibirian territorio tribal. Josué y Eleazar echarian suertes para repartir la tierra entre las tribus restantes.

Números 34:19-29 da una lista de los líderes tribales encargados de dividir la tierra entre los clanes y las familias de la tribu.

Es fácil para los creyentes en el Mesías leer con poco interés el tema de la geográfia de Israel. Las descripciones de la tierra parecieran intrascendentes para nosotros. Después de todo, el cristianismo ofrece una herencia espiritual en el cielo, no una herencia terrenal. ¿Por qué deberían los creyentes preocupase por la tierra de Israel?

Una razón por la que deberíamos tener un interés en la tierra de Israel es lo que Di-s hace. La Biblia está llena de detalles particulares de los lugares. La tierra de Israel es el escenario donde se desarrolla la mayor parte de la Biblia. En el Libro de Di-s, la tierra de Israel es una preocupación central. Si es importante para Di-s también debe importar a Sus hijos.

Cuando los creyentes cristianos visitan por primera vez la tierra de Israel, suelen decir cosas como: “La Biblia ha llegado a ser tan real para mí ahora”, o, “Nunca me di cuenta de lo mucho que echaba de menos”, o “me siento como que he llegado casa “. Todos los creyentes tienen una relación especial con la tierra de Israel. Es la cuna de nuestra fe. Los pies de Nuestro Maestro pisaron su suelo y piedras. Es tierra santa de Di-s en la que Él puso Su ciudad (Jerusalén) y su templo y moró su presencia, para que habiten.

Para un creyente judío la conexión es aún más relevante. No sólo es la tierra de Israel, el lugar de su origen espiritual, es su herencia literal en este mundo. Los cristianos han estado haciendo peregrinaciones a Tierra Santa desde el primer siglo. En Bet El Shadai, animamos a todos los creyentes en el Mesías el deber de hacer por lo menos una visita a Israel. En un sentido espiritual, la tierra de Israel es la patria de todos los creyentes. La presencia de Di-s penetra la tierra. Se trata de “una tierra que el Señor tu Di-s cuida; los ojos del Señor tu Di-s están siempre sobre ella, desde el principio hasta el fin del año.” (Deuteronomio 11:12).

Los profetas dicen que cuando venga el Mesías, Él reunirá  todo el pueblo de Israel en la tierra de Israel.

Ven pronto Yeshua !

Matot-Masei (מטות – מסעי| Tribus -Viajes)
Torá: Números 30:2 – 36:13
Haftará: Jeremías 2:4-28; Jeremías 4:1-2
Evangelio: Mateo 23:1-39  / Mateo 24:1 – 25:46

Fuente original FFOZ


 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *