Cohen, un sacerdocio diferente – Parashá Tetzavé תצוה

Cohen, un sacerdocio diferente – Parashá Tetzavé תצוה

Poco después de separarse del judaísmo, el cristianismo desarrolló una clase clerical responsable de guiar a la gente, oficiar en los servicios y dirigir los sacramentos. La clase clerical de presbíteros llegó a llamarse sacerdotes. Sin embargo, los diversos sacerdocios de la cristiandad son diferentes al sacerdocio de la Biblia. El sacerdocio bíblico no está relacionado con el sacerdocio que opera dentro del cristianismo.

La palabra hebrea para “sacerdote” es kohen (כהן). Si eres judío y tienes un apellido como Cohen, Kowen, Kahan o Koen, probablemente seas descendiente del hermano de Moisés, Aarón, y de sus hijos. Sus antepasados ​​sirvieron como sacerdotes en el Tabernáculo y en el Templo de Jerusalén.

Entonces harás que se acerque a ti, de entre los hijos de Israel, tu hermano Aarón, y con él sus hijos, para que me sirvan como sacerdotes: Aarón, con Nadab y Abiú, Eleazar e Itamar, hijos de Aarón. (Éxodo 28:1)

En la Biblia, solo los descendientes de Aarón podrían ser sacerdotes. Ellos nacieron en el puesto. Los sacerdotes no hacían votos de celibato. En cambio, el sacerdocio pasaba a través de las familias. Los descendientes de Aaron han intentado preservar su linaje familiar a través de las generaciones. Los sacerdotes son un grupo familiar especial dentro del pueblo judío. La mayoría de las comunidades judías tienen varias familias que pertenecen al sacerdocio.

Los sacerdotes y los rabinos no son lo mismo. Un rabino es alguien que ha ido a la escuela rabínica (yeshivah) y recibió una ordenación rabínica por parte de un cuerpo oficial de ordenación dentro del judaísmo. Cualquier judío puede convertirse en rabino, y una sola comunidad judía a menudo tiene muchos rabinos.

Hasta el día de hoy, los sacerdotes conservan su condición sacerdotal en el judaísmo. Los descendientes de Aarón todavía están sujetos a restricciones especiales y leyes de la Torá que se aplicaban al sacerdocio bíblico. Además, los sacerdotes disfrutan de privilegios especiales en la sinagoga y sirven en ciertas funciones rituales. Por ejemplo, si un sacerdote está presente el sábado, se le da la primera oportunidad de leer del rollo de la Torá. Al final de las oraciones del sábado, es llamado a ofrecer la bendición sacerdotal sobre la congregación. Los sacerdotes también son responsables de las funciones rituales en la comunidad, como la redención de los primogénitos.

A pesar de estas funciones modernas, el sacerdocio aarónico no es lo que solía ser. En los días cuando el Tabernáculo (o Templo) existia, el sacerdocio era un componente crucial en el servicio de Di-s. Ellos eran responsables de los servicios de adoración. Manejaban los sacrificios y se ocupaban de los fuegos del altar, encendían la Menorá, quemaban el incienso sagrado, cocinaban el pan de la Presencia y hacían todo el servicio del Tabernáculo. Llevaban a cabo el servicio divino en nombre de toda la nación de Israel. Además, eran responsables de enseñarle Torá al pueblo.

El sacerdocio ilustra nuestra relación con Di-s. Al igual que el israelita común en los días del Tabernáculo, no podemos entrar directamente a la presencia de Di-s. En cambio, necesitamos un mediador intermediario. En el Tabernáculo y el Templo, los intermediarios eran llamados sacerdotes. Facilitaban la relación entre Di-s y el pueblo de Israel. De manera similar, los discípulos de Yeshua consideramos a nuestro Salvador como nuestro intermediario con Di-s. Él es el intermediario que actúa como sacerdote para nosotros en el Templo celestial. Sin embargo, el sacerdocio de nuestro Maestro es espiritual, y no suplanta el sacerdocio mundano y eterno prometido a los hijos de Aarón.

Los sacerdotes han estado sin trabajo desde la destrucción del Templo, pero podrían ser llamados a trabajar si el Templo alguna vez fuera reconstruido. Los sacerdotes de hoy aguardan la reconstrucción del Templo sagrado en Jerusalén, cuando serán llamados para el servicio. Un día lo serán. Según el profeta Jeremías, la promesa de Di-s de restaurar el sacerdocio aarónico está inseparablemente unida a su promesa de enviar el Mesías davídico:

Así dice el Señor: “Si pudierais romper mi pacto con el día y mi pacto con la noche, de modo que el día y la noche no vinieran a su tiempo, entonces también se podría romper mi pacto con mi siervo David, y él no tendría hijo para reinar sobre su trono con los sacerdotes levitas, mis ministros.” (Jeremías 33: 20-21)

Tetzavé (תצוה | Ordenaras)
Torá: Éxodos 27:20 – 30:10
Haftará: Ezequiel 43:10 – 27
Besorot: Marcos 6:14-29

Lectura especial para este Shabat:

Shabat Zajor ( זכור | Recuerda)
Maftir : Deuteronomio 25 : 17-19
Haftará : 1 Samuel 15 : 1-34

Shabat Zajor ( “sábado [ de ] recuerdo שבת זכור ) es el Shabat inmediatamente anterior a Purim. Deuteronomio 25: 17-19, describe el ataque de Amalec, se narra en una tradición del Talmud que Amán , el antagonista de la historia de Purim, era descendiente de Amalec. La parte que se lee incluye un mandamiento de recordar el ataque de Amalec, y por lo tanto en esta lectura pública tanto a hombres y mujeres hacen un esfuerzo especial para escuchar la lectura.

Fuente original FFO

2 responses to “Cohen, un sacerdocio diferente – Parashá Tetzavé תצוה”

  1. daniel elias dice:

    gracias amados hermanos por todos esos maravillosos comentarios tan ilustrativos acerca de la manera en que debemos acercarnos al conocimiento y la práctica del sacerdocio según el orden de melquidesec, el cual se hará presente una vez que El Señor haya restaurado a Su amada y nuestra amada Jerusalén, y venga a morar en medio de ella, y sea entonces restablecida por alabanza entre las naciones y ciudades de toda la Tierra. Aleluya!!!!!!!

  2. daniel elias dice:

    ES MELQUISEDEC!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *