Proclamando que Yeshua es el Rey de Israel y de las naciones